Blog de iWolf Hosting | Negocios digitales 100% por Internet

Un programa de afiliados sin rastreo de cookies no es rentable para trabajar en Internet

Cookies en un programa de afiliados

Un programa de afiliados que incluya unas cookies de rastreo es probablemente la mejor de las opciones para comenzar un negocio en Internet sin inversión.

Si has participado en algún programa de afiliados, tendrás varios enlaces repartidos por Internet que ni siquiera recordarás dónde están. Una persona hace clic en uno de esos enlaces y se registra o compra un producto recomendado, automáticamente pasa a las estadísticas de la empresa matriz y tus comisiones son abonadas. Pero, ¿qué pasa si esa persona decide registrarse o comprar una semana más tarde, o un mes más tarde, y durante esa semana o ese mes visita varios enlaces de otros afiliados?

Imagínate que participas en un programa de afiliados y realizas 12 ventas, incluso sin saber de donde provienen ni quienes son los compradores. Bienvenido a Internet, ese es el objetivo, que la gente compre tus productos recomendados sin tener que saberlo tú, y así poder hacer cientos de registros o ventas diarias sin tener que convencer ni hablar con nadie. Pero, ¿y si en lugar de 12, tendrías que haber tenido 60 ventas?

¿Qué son las cookies de rastreo de afiliados?

Las cookies son porciones de código que se guardan en el PC del visitante. Si alguien visita un sitio web a través de tu enlace de afiliado, una cookie con tu número de identificación se guarda en el PC del visitante. Cuando ese visitante decide realizar una compra, se obtiene ese código y tus comisiones son cargadas automáticamente a tu cuenta, y no a la de otra persona.

Si no tienes un programa de afiliados con cookies de rastreo, y alguna vez has cobrado más comisiones de las que esperabas, es muy posible que algún cliente potencial haya visitado uno de tus enlaces repartidos por Internet y haya realizado una compra sin antes haber visitado otro enlace de afiliado. Los demás registros que has perdido serán debidos a que la gente haya esperado o haya hecho clic en otro enlace de afiliado después del tuyo, con su consecuente pérdida de posibles comisiones. Todo esto sucede única y exclusivamente si no tienes un programa de afiliados con un rastreo de cookies.

Desventajas de un programa de afiliados sin cookies

Cuando se le recomienda a la gente a trabajar en Internet enfocándose en la mensajería instantánea, en las llamadas telefónicas o por Skype, en salas de videoconferencias, o en cualquier otro medio que requiera un contacto directo y comercial con los clientes potenciales, no se le está enseñando a trabajar realmente en Internet. Muchos piensan que esas herramientas son un gran un invento que les hará ganar mucho dinero permitiéndoles trabajar cómodamente desde casa con un programa de afiliados, cuando realmente se están condenando a perseguir personalmente a los clientes potenciales para generar ingresos.

Muchas oportunidades de negocio en Internet son una jungla, un negocio sin ley. La gente intenta vender como sea y por encima de quien sea. Y demasiadas personas consideran que un programa de afiliados es cualquier negocio que ofrece una comisión a cambio de una venta para la empresa. En cierto modo es así, pero un programa de afiliados sin cookies es un negocio en el que se requiere un trato constante con el cliente potencial, y un seguimiento exhaustivo personal hasta realizar la venta para no perder tus comisiones, tu trabajo, tu tiempo y tu dinero invertido.

Existen emprendedores principiantes en Internet que son más idealistas que realistas, y se unen a cualquier programa de afiliados para ganar dinero en Internet, sin pensar en el rastreo de cookies. Se puede identificar, en menos de 30 segundos, cuando un negocio online utiliza cookies porque no suelen ocultarlas. Es un paso sencillo pero más técnico, así que el método más fácil y rápido de conocer si un programa de afiliados tiene un rastreo de cookies integrado es emular la compra de cualquier producto sin efectuar el pago. Cuando no puedes efectuar la compra sin introducir un código o número de referido, o una identificación de un sponsor o patrocinador, estás claramente ante un negocio sin rastreo de cookies. Y eso no es un negocio basado en Internet, ni un buen programa de afiliados para trabajar online.

Algunas personas piensan que tener un negocio en Internet sin cookies les da más libertad para poder ganarse ellos la comisión de la venta realizada a sus familiares y amigos, en lugar de ser otro vendedor desconocido el que se beneficie de ella. Es posible, pero estamos hablando de negocios, de rentabilidad y de ganar dinero en Internet. No olvidemos que es (o debería ser) un negocio, y la rentabilidad se mide en proporción a los beneficios obtenidos divididos entre el tiempo y dinero invertido. No sirve de nada ganarse una comisión de un par de amigos si se está perdiendo la comisión de veinte desconocidos.

Cuando se participa en un buen programa de afiliados, las cookies de rastreo son estrictamente obligatorias. Es una de las grandes diferencias entre tener un negocio en Internet o tener un negocio convencional con presencia en Internet. Y te das cuenta de ello cuando llevas años viviendo de Internet y ganas dinero, literalmente, mientras duermes, gracias a que son los enlaces de afiliado y las cookies las que trabajan, y no las personas las que tienen que asegurarse de cerrar ventas ellos mismo y de que el prospecto introduzca correctamente el código de la persona que le recomendó la oportunidad para ganar su comisión.

En cualquier sitema de afiliados, lo normal es que tengan un rastreo de cookies durante 30, 90 ó 120 días, al menos como tiempo de cortesía y respeto hacia el afiliado que le presentó la oportunidad. Hewlett Packard tiene cookies de 120 días, Amazon de 90 días y Clickbank de 60 días. Y, como no podía ser de otra forma, el programa de afiliados de iWolf Hosting tiene un rastreo de cookies durante 90 días. Si tienes un amigo que quiere darte las comisiones a ti, en lugar de al desconocido por el que realmente conoció la oportunidad, que al menos tenga la cortesía de esperar 60 días por no haber llegado tú el primero.

Si has intentado vender casas en alguna agencia inmobiliaria trabajando a comisión, y has invertido tiempo, dinero y esfuerzo en intentar vender un inmueble, cuando los compradores no cuentan contigo y te han utilizado para acceder al propietario, es una falta de respeto hacia la profesión. O peor aún, un compañero tuyo aprovecha que estás de vacaciones para convencer a tus clientes de comprar su inmueble y no el tuyo, para así cobrar él sus $5000 usd de comisión. De acuerdo, cada uno mira por sus intereses, y si la comisión se la puede llevar un amigo o un familiar, mejor. Pero si se puede evitar, ¿no crees que se trabajaría con más estabilidad y seguridad? Eso es trabajar en una jungla llena de depredadores, siendo tú una simple oveja. Pero tienes que saber que las ovejas también ganan dinero en Internet si tienen cookies de rastreo que les protejan.

Si crees que es mejor la libertad y el desorden de un programa de afiliados sin cookies, para que cualquiera pueda registrarse con quien quiera, aunque su patrocinador por ley debiera ser quien ha invertido su tiempo en presentar el negocio y la oportunidad, se pierde o, mejor dicho, se deja de ganar una cantidad de dinero que te haría cambiar de opinión si la conocieras. Si por dar la libertad a una persona para que se registre con su amigo, dejas de ganar miles de dólares, no deberías tener ninguna duda en exigir un programa de afiliados con rastreo de cookies, si realmente buscas ganar dinero en Internet como afiliado. ¿Merece la pena perder varias ventas sólo por querer meter a un amigo?

Cuando trabajas duro en la promoción de tu negocio, en los sitios web y material que desarrollas para formación e información, en invertir dinero en publicidad cada mes, y por los años que un afiliado profesional ha invertido en aprender a ganar dinero en Internet, no deberías permitir que otras personas se beneficien de todo eso sin que exista una sinergia ajena a la simple amistad. Permitiéndolo sólo se fomenta el "aprovéchate del que mejor trabaja pero regístrate con tu amigo para que se beneficie él, y no el que se lo merece".

Unirte a un programa de afiliados en Internet sin rastreo de cookies, y recomendársela a tus contactos, es echarles a los leones sin al menos una cookies como protección.

Imagínate que has invertido demasiadas horas y recursos en sólo un cliente potencial para cerrar una sóla venta, ¿qué te parecería que esa persona sólo estuviese buscando informarse bien contigo para luego hacer la compra a su amigo? El dolor podría compararse con recibir 100 patadas en los riñones. Y si prefieres guiarte por una corazonada, siendo consciente de no tener unas cookies que respalden tu trabajo en Internet, no dejará de ser una corazonada, y las corazonadas sólo se tienen cuando se carece de información o experiencia, o cuando el deseo y la ilusión son más fuertes que la lógica.

En definitiva, para trabajar realmente en Internet como afiliado e ir creciendo progresivamente, es necesario difundir a diario enlaces con un rastreo de comisiones automáticas por cookies. Unos las prefieren rubias, otros las prefieren morenas, y otros las prefieren con unas buenas cookies. ¿Cómo las prefieres tú?

Consigue las últimas actualizaciones por email

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe por email las mejores publicaciones para desarrollar tu negocio por Internet